Los Huicholes tienen un término que me llama la atención : Iyaari. Traducido como corazón o alma, para ellos es el aliento del Universo que se encuentra en cada uno de nosotros, pero también una parte del cuerpo. Iyaari se encuentra a la altura del diafragma, y de ahí a todo el cuerpo. Si se trata del corazón, tal vez el corazón no solo bombea sangre, también bombea la energía cósmica que nos hace vivir.